miércoles, 28 de octubre de 2015

Pinceladas con alevosía (Diario de un verano)

Pinceladas con alevosía (Diario de un verano)
Han sido unos meses muy calurosos y supongo que lo más lógico será que el calor sea el hilo conductor de estas pinceladas, algunas quizás no tengan nada que ver, otras  en cambio sí. Recomiendo que estéis atentos pues quizás sea un mensaje oculto en código alfanumérico pidiendo ayuda o quizás una cervecita fresquita que alivie este calor veraniego, en fin  que lo disfrutéis.


1 de julio (Bienvenido)
Bienvenido verano, te presentaste casi sin pedir permiso y nos enviaste julio en todo su esplendor,  aquí estamos padeciendo las altas temperaturas como mejor podemos, surfeando por el asfalto a golpe de aire acondicionado, buscando sombras y trasnochando en busca de la última brisa para acomodarla entre los labios. Mañana iré a por ti, no dejaré que me venzas pues tengo muchos aliados, buscaré un centro comercial y escaparé de tus garras hasta el próximo combate.


7 de julio (Suma y sigue)
Suma y sigue y esto no ha hecho nada más que empezar, os empeñasteis en que dejara mi basta prosa y aquí sigo peleándome con el teclado, las altas temperaturas y las ideas.  Bueno a cualquier cosa le llamo idea, desvaríos más bien, pequeñas pinceladas que disfrazan con palabras el atrevimiento del que no tiene nada que perder y quizás algo que ganar:   el sonrojo.


10 de julio (Tuit by @manolokash)
No voy a ser esclavo de28 los ciento cuarenta caracteres, 60 intentaré hacer algo más que90 un tuit ya que me embarqué en120 esta travesía #fin140  


12 de julio (No estás sola)
Dos de la madrugada,  26oC, esto es un suplicio. Enciendo el ordenador, actualizo perfiles en busca de algo que me permita no pensar en el bochorno que hace. Un tuit llama mi atención, alguien se siente solo en esta ciudad llena de almas. Adjunto un enlace de una canción, es lo más que puedo hacer en este mundo globalizado, pensándolo fríamente podría hacer más pero no lo hago, sigo escuchando canciones y pasando calor…


                                                                      No estás sola,
                                                            alguien te ama en la ciudad
                                                                     no tengas miedo
                                                                que la alborada llegará.
                                                                        No estás sola,
                                                                te queremos confortar
                                                                          sal al aire,
                                                               cuéntanos de lo que vas.
                                                                   La noche es así niña
                                                                     no olvides sonreír
                                                                         que mañana
                                                                     empiezas a vivir.


13 de julio (Oxi)
Hoy el desencanto fluye por las redes y no es por este verano que estamos padeciendo, el pueblo griego es humillado, los poderosos lanzan un mensaje, conmigo o contra mí. Cada vez me quedan menos ideales o tal vez nunca los tuve. Estoy cada vez más convencido, estamos siendo conquistados por ejércitos invisibles, brazos que nos paralizan y nos doblegan, todo lo que la humanidad ha conseguido en veinte siglos se cae como un castillo de naipes o tal vez no habíamos conseguido nada y tan solo estábamos soñando que una vez fuimos felices.
Tal vez os sonará:
"Si tomas la pastilla azul la historia se acaba, despiertas en tu cama y crees lo que tú quieras creer. Si tomas la roja te quedas en el País de las Maravillas y te enseño qué tan profundo es el hoyo. Recuerda, solo te estoy ofreciendo la verdad, nada más." Matrix.
Pues tomaros conmigo la píldora roja y veremos cuan profundo es el hoyo.


18 de julio (Memoria histórica)
Hoy la memoria vuelve a sangrar, setenta y nueve años lamentando ese maldito día en el que perdimos el tren hacia la libertad, aparto mis pensamientos hacia el pueblo griego para mirarme un poco el ombligo y lamentar que siempre vamos en el vagón de cola, cada vez que este pueblo tiene una oportunidad de saltar, aunque sea al vacío, alguien nos agarra y nos dice que es mejor arrastrarse por el camino durante toda la eternidad que volar durante un segundo y ser libres por fin. Es tarde, la atmósfera bochornosa nos acompaña aun, creo que voy a ponerme una copa mezclada con nostalgia, si amigos, brindemos por lo que pudo ser y no fue, por lo que conseguimos y nos arrebataron. Maldito 18 de julio, maldita ola de calor..., y maldito verano.


27 de julio (Feliz cumpleaños)
Habrá licuado la sangre o será un año de calamidades, estoy leyendo la prensa y no dejo de pensarlo. Seguramente si hoy no fuera mi cumpleaños nunca me hubiese interesado, pero el enigma de san Pantaleón me llena de intriga.
¿Será por el hecho que se licue o es por la sangre?, siempre hemos sido atraídos por la sangre y el fuego, al fin al cabo son los dos pilares en los que hemos levantado este planeta, la sangre de los perdedores y el fuego revitalizador del vencedor que purifica hasta los actos más reprobables.


31 de julio  (Musas)
Hoy por fin se acaba el mes. Treinta y un días cálidos hasta el agotamiento, treinta y un días ya desde que comencé a desvariar delante del ordenador en busca de algo que escribir y me haga olvidar este insomnio y esta sensación asfixiante. Sigo sin encontrar las musas, como dice el “Nano” Serrat “hoy han pasado de mí, estarán de vacaciones”.


1 de agosto  (El año sin verano)
El año sin verano, así se titula el segundo libro de Carlos Del Amor, si ese chico tan majo y que hace unos reportajes de cultura en TVE, debe ser de lo poco que se salva después del expolio que ha hecho el gobierno en el ente público, bueno a lo que iba, espero que sea un mensaje de los dioses diciendo que el mes de agosto va a ser un poco menos sofocante, no pretendo que tengamos que ponernos una mantita para dormir, para eso está el otoño, pero si quiero sentir la brisa a través de la ventana y tener que buscarte  para abrazarte, sentir el roce de tu piel y poder descansar al fin, o quizás no.
 Buenas noches.


8 de agosto (Feeling good)
Una semana ha pasado, parece que los dioses han escuchado nuestras plegarias y sopla algo de aire, aunque es la una de la madrugada y en Madrid tenemos 26oC, son  horas mágicas para escuchar música, para soñar y para amar.
(Suena de fondo Nina Simone y su “Feeling good”)


13 de agosto (Orgasmo)
Esta noche sí, mi cuerpo anhelaba tu contacto, han sido  muchas noches solo, dejándome caer y apartándote de mi lado, intentando dormir sin conseguirlo. Pero la travesía por este caluroso desierto ha llegado momentáneamente a su fin, esta noche te acomodé encima de mí, sintiendo tu calor, adaptándote a mis curvas. Gracias, oh dioses del Olimpo, por fin han bajado las temperaturas y he necesitado cubrirme contigo…, mi  sábana.


15 de agosto (Relato)
El sol no apretó durante todo el mes, solo era aconsejable salir al atardecer, cuando las temperaturas se suavizaban.
 Aquel mes de julio, también se nos presentó una luna azul, esta se da cuando hay dos lunas llenas en un solo mes del calendario; pero como os decía el calor apretaba y solo era aconsejable salir cuando el sol se retiraba en retaguardia, retomando fuerzas para el día siguiente.
Mi paseo vespertino era rutinario, día tras día, por la misma vereda del parque, hasta el monumento al ángel caído y vuelta a casa. Un paseo corto e intenso, tratando de percibir la magia que desprende el parque a esas horas de la noche. Aquella noche era especial decían los astrónomos, yo lo percibí también, por algún oscuro motivo. En un momento del camino me sentí observado, paré y miré a mi alrededor, no conseguía  ver a nadie, hasta que pasados unos segundos por fin lo descubrí, allí estaba yo o mejor dicho mi doble, era exactamente igual que yo, llevaba mi misma ropa, mi mismo peinado, era como mirarme a un espejo pero sin el reflejo a mi espalda. Me acerqué lentamente y le pregunté:
- ¿quién eres?,
-soy tú-, me  respondió, -pero en una realidad paralela. Vivo de tus sueños, mientras tú duermes, tus sueños me alimentan y crean mi mundo.
 Pero ¿Cómo es posible que nos hayamos encontrado?,  le pregunté, si no estoy durmiendo,
-fácil- me respondió, -la luna me ayudó, quería conocerte antes de terminar  lo que he venido a hacer.
Miré extrañado, la situación comenzaba a incomodarme, pero él continuó hablando ignorando cualquiera de mis  gestos. Entonces con una voz cálida y lejana me dijo:
- he venido a matarte.
Mi incomodidad cambió a temor, parte de mí quería huir, en cambio otra parte se sentía atraída.
-pero si yo muero tú también morirás, le respondí, y después de una carcajada fría y ronca me respondió con voz suave,
-no, porque te mataré cuando estés dormido, mientras sueñas, y así yo siempre seré eterno.


21 de agosto (Somewhere over the raimbow)
Por fin ha llegado, mis vacaciones comienzan. El trasiego por casa es un poco caótico preparando todo lo que nos tenemos que llevar para que al final, más de la mitad no lo usemos y nos olvidemos esa prenda que hace juego con lo que os compraremos en esa tienda tan original que encuentras al tercer día del viaje. Es tarde y debo dormir, mañana me espera un camino de baldosas amarillas de aproximadamente 550km, pero el insomnio de momento gana el pulso.


22 de agosto (Vacaciones)
Iniciamos por fin esta aventura veraniega, kilómetros por delante nos esperan, el viaje parece eterno pero al final llegamos a puerto. Solamente el rumor de las olas hace que el cansancio se evapore de nuestros rostros. El sol nos saluda calurosamente y el mar encabrita sus olas a modo de bienvenida; si existe el paraíso esto se le parece. No hay nada más reparador que una ducha y una noche mecido por el rumor de las olas.


24 de agosto (La fotografía)
¿Qué es una fotografía? Hoy no es solamente una imagen, es la comunión del presente con el pasado, o eso es lo que yo he imaginado y ya sabéis que la imaginación es un arma muy poderosa. Con el mar de aliado he sido testigo del siguiente relato, o así lo he imaginado.
 Ella se apresuró a abrir su sombrilla, pero el aire se empeñaba en derribar cualquier barrera que pusiéramos a su paso. Ella resignada y agradeciendo mi ayuda guardó la sombrilla  con lentitud. Con el sol a su espalda y frente al mar, sacó de una pequeña bolsa un libro. Yo  testigo indiscreto traté de averiguar su título. En seguida desistí pero no sé por qué seguí con la mirada fija en ella, no era bella, tampoco sensual, más bien podría decir que emanaba serenidad, así que seguí mirando  sintiendo que existía otro motivo por el que la miraba. Son nuestros secretos  los que nos definen y no la cara que mostramos, por eso cuando abrió el libro su cara cambió, sus ojos a punto de cruzar la cristalina línea entre el sollozo y el recuerdo hicieron que me fijase más en ella. Allí estaba él, mejor dicho su retrato, 13 por 15 centímetros  de papel fotográfico al que la yema de sus dedos perfilaba su rostro buscando un relieve inexistente. Mi pudor me venció por unos segundos y retiré la mirada hacia el mar, cuando giré mi cabeza ella fijaba su mirada hacia el infinito mar, sus dedos seguían en contacto con la foto intentando no olvidar ningún detalle seguramente para cuando se volvieran a encontrar al otro lado del océano.


28 de agosto
Escasas horas le quedan a mi viaje y seguramente a esta sin razón escrita, pero mientras escucho el mar el cuerpo me pide que siga escribiendo, no sé muy bien porqué lo hago, vanidad seguramente, cuando ponga los pies en el suelo pondré fin, pero mientras seguiré soñando.


03 de septiembre (Aylan)

Hoy doy por terminado este diario viajero y dejo un epilogo con la mirada triste, una imagen desoladora invade mi retina, un niño sirio aparece ahogado en la orilla del mar, ese mar Mediterráneo que hace unos días aliviaba mi cuerpo, dejándome mecer al ritmo de sus olas, hoy es un ataúd de los sueños sin cumplir y de las esperanzas perdidas. Huyendo de la miseria y de la guerra trataba de cruzar la frontera física del horror, ahora somos nosotros quienes nos planteamos si cruzar la frontera ética publicando su foto. Lo único cierto es que la muerte ha llegado a la orilla. Decía Borges que la muerte es una vida vivida, pero en este caso hemos arrebatado ese derecho al pequeño Aylan. Seguramente será cuestión de días que olvidemos esta imagen, es más, ya lo habremos olvidado si no es porque estemos leyendo este diario, será cuestión de horas que las portadas nos hablen de sondeos, futbol, independencia, etc…, el ser humano tiene esa capacidad de crear muros, de crear fronteras donde salvaguardar nuestro equilibrio, poder mirar a otra parte y seguir avanzando por esta vida sin sentido y sin retorno que nos toca vivir.
Una vez llegado al final vosotros seréis mis jueces, os pido indulgencia y que disfrutéis de la lectura, siempre y cuando  las llamas no se os adelanten.


FIN


4 comentarios:

  1. Enhorabuena, de los cobardes nunca se habló y sólo se equivoca el que actúa.

    ResponderEliminar
  2. ¡Eres un valiente! Y tenemos que agradecértelo porque es un disfrute leer tus pensamientos, sensaciones y creaciones literarias… ¡Que grande Cachi! Es una joya en serio. El calor sofocante de este verano sí que hizo que acudieran a ti las musas ¿Cómo que no? Esas madrugadas asfixiantes que describes, te han permitido crear una maravilla literaria. No sé por dónde empezar para explicar mis sensaciones al leerlo, es que hay tantos temas a los que aludes de una forma verdaderamente preciosa y sentida.

    Siempre aprendiendo tecnología contigo ¿un tuit son 140 caracteres? Matrix, los griegos, ola de calor, la sangre licuada de San Pantaleón (a saber si es por los vencedores o por los vencidos) Buena música: canción “No estás sola” Nina Simone “Feeling Good”, literatura de Carlos Amor ¡13 de Agosto genial! ¡El relato del parque espectacular! El caos vacacional del que después saldrá un orden de descaso y un regalo azul verdoso para la retina ¡genial! La fotografía acariciada por los dedos de una mujer ¡increíble! Y por último Aylan con esa maravillosa foto de la playa acariciada por el agua del mar ¡te da un vuelco el corazón!

    Muchas gracias Cachi, has sido valiente y ha merecido la pena, nos has regalado una buena dosis de sentimiento puro y duro que has logrado plasmar con la palabra escrita ¡Muy bien!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Manolo,por escribir y publicar tus sentimientos e impresiones de un verano conflictivo en lo social y sofocante y abrumador en lo climatológico. Creo que has sabido transmitirlo en tu diario.
    En cuanto a lo literario me quedo con tu relato de la fotografía.
    Gracias por compartirlo. Sigue escribiendo y no esperes al próximo verano

    ResponderEliminar
  4. Jo! Me encanta que puedas escribir así tus sentimientos. Que son diversos y cambiantes; como los días que nunca son iguales unos a otros.
    Muy interesante.
    Y ya que te pones... ahora escribe sobre el... Otoño.
    !!para mi es tan difícil!!!

    ResponderEliminar