jueves, 17 de diciembre de 2015

Segunda Crónica: "La muerte juega a los dados"

Llegó a nuestras manos “La muerte juega a los dados” de Clara Obligado, una pequeña joya, ligera y equilibrada, un puñado de cuentos  con una técnica literaria asombrosa que funcionan como una novela, sigo pensando aunque Clara Obligado me regañe, que es una novela disfrazada de cuentos.
 El libro es un puzzle  en el que la autora nos sumerge en una historia de auto ficción, en el que todo lo que nos cuenta es cierto menos la mayoría que es mentira, y como nos confesó Clara, aquellas personas que la conozcan sabrán cuanto de cierto y de autobiográfico es el libro y cuanto es de ficción. A pesar de lo lírico de su escritura y de su plasticidad, este libro, como parte de su obra (recordemos “El libro de los viajes equivocados”), habla sobre la muerte, sobre la violencia y sobre el silencio de los que sufren y de los que sin ser las víctimas o verdugos disfrutan de ella sin dejar de estar presentes, pero también habla de viajes (París, Londres, Kiev), de fronteras (geográficas y personales), y de la importancia de los objetos (un alfiler de pelo, un libro, una pajarita de papel, una nevera).
En la obra podemos disfrutar de  cuentos de lo más variados, una mezcolanza de personajes y de historias, algunas ideas son prestadas y a Clara Obligado no lo esconde, reconociendo que las historias están ahí para disfrute de ellas en todos los sentidos.
 Encontramos un pequeño homenaje a la novela policíaca con el primer cuento titulado “Un muerto en la biblioteca”. También encontramos en uno de los  cuentos el último viaje del Cap Arcona, en el cual fallecieron  miles de prisioneros que fueron encerrados después de sacarles de los campos de exterminio nazis, este cuento nos trajo a la memoria el maravilloso libro de Kirmen Uribe “Lo que mueve el mundo” leído y comentado hace uno o dos cursos.  Uno de los cuentos  maravillosos, con un surrealismo y un delirio encantador es “La divina proporción”, en él, en cierta forma  homenajea a Flan O `Brian y a su obra “El tercer policía”, este es uno de mis favoritos y este  libro  (me lo recomendaron Mª Ángeles y Maribel) personalmente me encanta. Termina el libro con el cuento “Verano” uno de los cuentos con el que más he disfrutado después del anterior, un cuento relajado y sereno que pone un perfecto broche final al libro con una frase fantástica:
  “Así es la vida”
La tarde fue completa y maravillosa, pues nosotros que disfrutamos de la lectura (bueno, no siempre pero lo intentamos) poder charlar con la autora y encontrarla tan cercana nos ganó con su simpatía desde el principio. La presencia del doctor Luis Montes también enriqueció la tertulia y equilibró un poco la presencia masculina en el debate. Tuvimos la presencia de Pilar que hacía bastante que no nos visitaba y recibimos una nueva  incorporación (esperemos que sea para quedarse), aunque al llegar con la tertulia ya comenzada no pudo presentarse y que más tarde hemos sabido que es profesora del Instituto y se llama Ana, así que bienvenida a la tertulia.
Quiero  resaltar que no han sido muchos los autores que hemos repetido obra a lo largo de estos nueve años, Kirmen Uribe, Stefan Zweig, Julio Cortázar, Eduardo Mendoza, Cormac McCarthy y ahora Clara Obligado, el hecho que hayan sido tan pocos demuestra la importancia de este hecho y la calidad de los autores demuestra que no damos ese privilegio a cualquiera aunque el resultado de las tertulias no haya sido siempre unánime.

Por último quisiera hacer un apunte que hasta ahora no habíamos valorado y que de forma trivial me comentaron en Twitter y al que le estoy dando vueltas. Estos encuentros literarios que hemos tenido con autores para nosotros a nivel personal han sido enriquecedores la mayoría de las veces (ya sé que no siempre), pero  si pudiéramos grabarlos en video para crear un archivo documental para el instituto, sería  de gran valor. Sé que esto es complicado y necesita madurarse, que existen leyes que a lo mejor incumplimos, que se necesitan medios técnicos y algunos más impedimentos que seguro existen y que no nombro o que ni imagino, pero mi implicación con esta tertulia es  mucha desde el primer día, porque me aporta mucho, y porque creo que es una actividad maravillosa y me encantaría que creciera en todos los aspectos, en tertulianos, en encuentros como el de Clara Obligado, etc… Solo es una reflexión que con el tiempo espero podamos valorar.





1 comentario:

  1. Muy bien Cachi! con el buen relato de la jornada tertuliana que haces en tu crónica se va completando el puzle de la tertulia tan estupenda que tuvimos.

    ¡Muchas gracias por los libros!

    ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar