lunes, 18 de abril de 2016

Dia del Libro 2016

 “EL PROFETA”: GIBRAN KHALIL GIBRAN”  




Os presento a Almustafá, “el Profeta”. 

Almustafá vuelve a su pueblo natal después de vivir 12 años en Orphalese. Es un sabio y los habitantes del pueblo le piden que les hable acerca de las cosas que son importantes para ellos en el día a día de sus vidas.

Si Almustafá, hubiese vivido en nuestra época de las tecnologías de la información seguramente les hubiese dejado sus mensajes a través de Twitter o Facebook o Whatsapp. Y habrían sido algo parecido a esto:

#Del_Amor: El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo. El amor no posee, y no quiere ser poseído. Porque al amor le basta con el amor.

#De_la_Ropa: Tu ropa te oculta mucha de tu belleza, pero no esconde lo que no es bello. Y aunque buscas en la ropa la libertad de la intimidad, quizás encontrarás en ella un arnés y una cadena.

#Del_Dolor: Como la cáscara de la fruta tiene que romperse, para que su corazón pueda estar en el sol, también tienes que conocer el dolor. Y si pudieras mantener el corazón asombrado de los milagros diarios de tu vida, tu dolor no parecería menos maravilloso que tu alegría;

#De_los_Hijos: Vuestros hijos no son hijos vuestros. Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma. Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros. Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.

#Del_Enseñar: El maestro que camina a la sombra del templo, en medio de sus discípulos, no les da de su sabiduría, sino, más bien, de su fe-y de su afecto. Si él es sabio de verdad, no os pedirá que entréis en la casa de su, sabiduría, sino que os guiará, más bien, hasta el umbral de vuestro propio espíritu.

#De_la_Amistad: Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades. Cuando vuestro amigo os hable francamente, no temáis vuestro propio "no", ni detengáis el "sí". Y cuando él esté callado, que no cese vuestro corazón de oír su corazón; Porque, sin palabras, en amistad, todos los pensamientos, todos los deseos, todas las esperanzas nacen y se comparten en espontánea alegría.

Por suerte, Almustafá fue un personaje creado por Gibran Khalil Gibran, que vivió a finales del siglo XIX y comienzos del XX. En esa época todavía no había noticias de twitter por lo que no se limitó a sus 140 caracteres o la brevedad con la que escribimos en whatsapp. Se extendió un poco más pero tampoco tanto como para aburrirnos. 

Almustafá es un personaje atemporal, sus palabras nos sirven en cualquier época en la que nos encontremos. A través de diversos temas que afectan a la vida diaria, nos habla de valores y de actitudes con los que podemos intentar mejorar como personas. Se dirige a cada uno de nosotros y nos invita a fijarnos en los demás, a ser empáticos, a detectar lo verdaderamente importante.

El lenguaje que utiliza Almustafá no es directo, es más bien retórico y se ayuda de imágenes y metáforas, esto hace que tengamos que leer más despacio, y que debamos prestar más atención y pensar en lo que quiere decirnos.

Este libro es especial para mi porque aparte de tener un significado sentimental, al leerlo me produce una sensación de paz y tranquilidad. Además, siento que me acompaña por todas las etapas de vida, primero en la juventud cuando lo más importante era la Amistad, la Libertad o el Amor, por ejemplo. Ahora al ser adulta cuando me preocupan los hijos, o la pareja, o el trabajo… Seguro que cuando sea más mayor me seguirá acompañando con alguno de sus temas… 

¿Os animáis a conocer a Almustafá?

Nerea

6 comentarios:

  1. Una muy buena presentación para un libro en la era de los hastag :) Muy bien escrito además, a mí ya me han dado ganas de leerlo. Gracias Nerea

    ResponderEliminar
  2. No sabés cuánta ilusión me ha hecho encontrar este libro entre los de "El día del libro" Nerea. Lo conocí cuando era pequeña. De la manera más misteriosa que podría alguien imaginar, lo encontré en una casa de una aldea de tres, ubicada en una montaña de Asturias, y lo mejor... en aquella casa no sabía leer nadie. ¿Cómo es posible? Yo aún me lo pregunto,y así, intrigada por aquel encuentro, lo leí. ¡Me encantará releerlo! Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas de nadas! Es increíble cómo llegan hasta nosotros algunos libros. Yo por ejemplo me encontré al lado de un contenedor de basura una novela de Luis Sepúlveda que me gusta un montón: "El gato que enseñó a volar a una gaviota" (la conocéis?), rauda y veloz no me lo pensé dos veces y rescaté inmediatamente de la intemperie aquel libro que ahora está en casa :)

      Eliminar
    2. Muchas de nadas! Es increíble cómo llegan hasta nosotros algunos libros. Yo por ejemplo me encontré al lado de un contenedor de basura una novela de Luis Sepúlveda que me gusta un montón: "El gato que enseñó a volar a una gaviota" (la conocéis?), rauda y veloz no me lo pensé dos veces y rescaté inmediatamente de la intemperie aquel libro que ahora está en casa :)

      Eliminar
  3. Y perdón, he escrito «El día del libro» en lugar de «¡Atrévete a leer»

    ResponderEliminar